vida atras

Un nublado dia, posiblemente del siglo diecseis o diecisiete, una plaza, gente hambrienta de sadismo y enferma de obsesion religiosa, temerosa ignorante, clamaban a gritos por la muerte de un semejante que a sus ojos no lo era. Una mujer esperaba la muerte, en el centro de la plaza humeda y fria, de roca labrada, triste y fria. Impabida, y aceptando su destino, valiente, y estoicamente, solo miraba a la iracunda muchedumbre con despresio y superioridad, como quien ve a una turba de zombies hediondos. Ocacionalmente volteaba su mirada al cierlo y sonreia. Estos gestos atemorizaban mas a la agitada turba que pedian se incendiara toda la leña de una buena vez, la leña que arderia calcinando el cuerpo de la mujer sentenciada.
Su delito, herejia y bujeria , su verdugo, la inquisicion. En esos tiempos hablar de otras vidas, almas, espiritus, o lo que conocemos hoy como fisica cuantica, la esencia universal de los elementos que comparten diferentes espacios, en un mismo tiempo. Ver el futuro, curar con energia, era pecado capital. Y el delito de esta alma vieja era haberse dado a notar en un tiempo que no entendian nada mas lo que la iglesia decretara. La ley de dios enmanos del hombre costo la vida a muchos como ella, incontables sufrimientos mudos y sordos. Yo solo observaba en lo alto de una torre lugubre y oscuro, apenas alumbrada por la raquitica luz de unas velas viejas, de hecho apenas volteaba mi vista a ese espectaculo ruin y bajo, sentia dolor y pena por ella, creo que la amaba, creo que era especial para mi, y mi posicion en el clero, aunada a mi cobardia para oponerme al poder de la iglesia, le iban a costar la vida a un gran ser humano. LA pena invadia mi cuerpo que no sentia ya calor alfguno a pesar de que mi gruesa tunica negra me cubria totalmente. Conforme pasaban los minutos, y gritaban las injustas causas de su sentencia, el frio crecia en mi interior, como si una parte de mi estuviera muriendo, como si estuviera iendo en el tiempo.
Cuando finalmente terminaron de cantar las acusaciones procedieron a prender el fuego, que inplacabel devoraba la leña de la base adquiriendo mas poder, hasta que las llamas eran del tamaño del mastil donde ELLA habia sido inmovilizada. Sus gritos….de rabia mas no de dolor, inundaban la placeta, al mismo tiempo que el humo negro lo hacia, al mismo tiempo que los olores lo hacian , ahora todo era una misma nube de dolor e injusticia. Ella no dejaba de gritar que volveria, y que todos pagarian su equivocacion. Yo no podia poner mi mirada en el devastador suceso, ademas de que las lagrimas nublaban mi mirada, hasta desbordarse por mis, ahora apagados ojos, mi corazon reventaba en mi pecho, mi dolor era inmenso,al igual que mi culpa, al igual que mi cobardia. ella pago con su vida, la estupidez de una epoca, pago por creencias que hoy aceptamos como ciertas. Pero ella sabia que la muerte no existia, y que la misma razon que terminaba su existencia hoy le daria la vida de nuevo, ella no lo dudaba, se sabia cierta.
siglos despues la volvi a encontrar, yo en otro cuerpo, y ella tambien. sabia como antes, pero con temores nuevos, con los mismos poderes de antes, con la misma fuerza, mis recuerdos de ese momento siglos atras llegaron cual rafaga de luz cuando sus oscuros ojos atravesaron los mios. Esa mirada, era la misma. Acaso sera esto algo que yo invente, o un sueño que materialice en ella, o acaso sera verdad que la conocia de siglos atras, y que hoy me reunia con ella para pagar mi deuda de honor, para terminar de amarla, por el tiempo que nos quitaron antes. Mientras descubria esto, el sentimiento era el mismo, el respeto y el honor era el mismo, ya no tenia duda que no habia sido solo un sueño, era algo mas complejo, que talvez mañana sera normal, y comun, y talvez hoy solo cause risa, como antes causaba la muerte… Y pague mi karma, al no haberla ayudado, lo pague sucumbiendo a sus poderes en este plano, derrotado ante el cuerpo bello que retomo ahora, y la fuerza del espiritu que ya conocia yo. Y pague con amor, pague con fuerza, y al final mi pago resulto ser mi recompensa. no solo le di el amor que me prohibieron antes sino que le di mi respeto y confianza, que dicha que fue asi, todo pasa por algo, y todo es siempre posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s